Cáncer de Tiroides

Valora este artículo
(1 Voto)

¿Sabía usted que su mascota canina puede estar padeciendo de un cáncer de tiroides y usted desconocerlo?

La glándula tiroides se sitúa sobre las caras laterales de la tráquea, cerca de la laringe, y se extiende a lo largo de los seis o siete primeros anillos traqueales. Las hormonas que secreta la tiroides se encargan de muchas funciones importantes: aumentan el consumo de oxígeno y estimulan la tasa de actividad metabólica, regulan el crecimiento y la maduración de los tejidos del organismo y actúan sobre el estado de alerta físico y mental.

Estas hormonas tienen una característica única en el organismo y es que en su composición entra el yodo. Y esto es un hecho muy importante, porque si el organismo no dispone de yodo, la tiroides no puede producir hormonas. Nosotros y nuestras mascotas podemos vivir con un número limitado de elementos, podemos vivir sin níquel, sin cadmio y sin muchísimas otras cosas, pero no podemos vivir sin yodo.

¿Qué es un nódulo tiroideo?

Se refiere a cualquier crecimiento anormal de las células tiroideas formando un tumor dentro de la tiroides. Aunque la gran mayoría de los nódulos tiroideos son benignos (no cancerosos) en humanos, en caninos casi el 80-90 % se diagnostica como tumores malignos y entre el 50 al 70% de de las mascotas afectadas presentan disfunción de esta importante glándula, teniendo como consecuencia un deplorable estado de salud de nuestros perros si no son tratados a tiempo. En los gatos las probabilidades de que sea un carcinoma es solo del 5%.

¿Cómo se diagnostica el nódulo tiroideo?

Como la mayoría de los pacientes con nódulos tiroideos no tienen ningún síntoma, la mayoría de los nódulos se descubren durante el examen del cuello que se hace por otra razón, como por ejemplo durante el examen físico de rutina, o por ecografía. Rara vez es posible determinar solo con el examen físico y los exámenes de sangre si existe un nódulo y si este es canceroso y por eso la evaluación de un nódulo de tiroides con frecuencia requiere de pruebas especializadas como una punción de tiroides con aguja fina, un centellograma tiroideo, y/o una ecografía de la tiroides.

CASO CLÍNICO

El dueño de un ejemplar de especie canina, raza Weimaraner, de sexo macho y con 14 años de edad, acude a nuestras instalaciones “PROYECTO VETERINARIO RAZAS”, ya que su mascota dejó de ladrar repentinamente, estaba deprimido y con inapetencia.

Después de un examen físico, se aprecia un aumento de volumen a nivel del cuello, específicamente a nivel de la ubicación de la tiroides, describiéndole como una masa compacta, solida y adherida del tamaño de un limón.

Se realizó un eco tiroideo para evaluar la tiroides y se consiguieron varios nódulos en el lóbulo izquierdo. Se conversó con el dueño de la mascota y se le propuso realizar una PAAF tiroidea (eco guiado para punción) en el lóbulo que presentaba los nódulos. El resultado del examen fue diagnosticado por un médico anátomopatólogo como CARCINOMA TIROIDEO.

¿Que es una PAAF eco guiada de tiroides?

Una vez que se ha realizado una evaluación ecográfica de la tiroides y se diagnóstica la presencia de nódulos, se procede a realizar la PAAF (Punción y Aspirado con Aguja Fina) de la tiroides, que es una técnica de diagnóstico eficaz, segura, poco dolorosa, económica y rápida.

Consiste en introducir una aguja fina dentro de la lesión, puede sonar amedrentador, pero la aguja que se utiliza es muy pequeña y se puede utilizar anestesia local o sedación simple. La aguja se introduce en el nódulo, el cual está siendo observado por el médico que realiza la punción, a través de la imagen que proporciona el eco, de ésta manera se tiene la certeza que la aguja se está introduciendo dentro de la lesión.

Por lo general, se tomarán varias muestras de diferentes partes del nódulo para que el médico tenga la mejor probabilidad de encontrar las células cancerosas si es que estas existen. Las células serán luego examinadas por un citopatólogo bajo el microscopio.

Este procedimiento sencillo se puede realizar en el consultorio. No requiere de una gran preparación especial del paciente (no se necesita ayunar), y los pacientes generalmente pueden regresar a la casa después de la biopsia sin ningún problema. Es un procedimiento seguro porque las complicaciones son muy raras, excepcionales.

Tratamiento del carcinoma tiroideo

Se puede tratar vía quirúrgica, extirpando el tumor y tejido circundante como medida de seguridad para evitar recidivas en el lugar. Aunque existen dos casos en los que la cirugía está contraindicada como primera opción y son: cuando hay metástasis, y cuando los tumores son muy grandes, muy vascularizados (es decir con alta cantidad de vasos sanguíneos) o muy invasivos. En estos casos se deberá aplicar radioterapia o quimioterapia para hacer disminuir el tamaño de tumor para luego realizar la cirugía.

La quimioterapia también se aplica en los casos en que la extirpación quirúrgica no ha podido ser completa, o bien ante la presencia de metástasis o cuando el tumor inicialmente tiene un tamaño superior a los 4 cm.

Pronostico del carcinoma tiroideo

En los casos de pequeños carcinomas el pronóstico es favorable, en casos de carcinomas voluminosos o que han invadido tejidos vecinos o que se han diseminado a órganos a distancia produciendo metástasis, es desfavorable. Por eso examine a su perro con regularidad y acuda a su consulta veterinaria para su chequeo periódico, la prevención puede salvar la vida de su mascota.

Miguel Vazquez M.V
”Enseñando al hombre a ser el mejor amigo de tu mascota”
PROYECTO VETERINARIO RAZAS, C.A.
Visto 5163 veces

Ultimas revistas

Afiches para descarga

En Línea

Tenemos 12 visitantes y ningun miembro en Línea

Descarga Gratis

Manual de Primeros Auxilios para Mascotas

Suscríbete al Boletín

¿Quieres estar al día?

* Requerido
 

Lo más reciente

Lo más leído

Twitter

Nuestro Facebook